Traducir sitio

El Vaticano, más verde que nunca PDF Imprimir E-mail
Ecología - Ambiente
Viernes, 19 de Junio de 2015 16:56

Por Guillermo Saldomando
La encíclica papal dedicada al medio ambiente relaciona la ecología con la pobreza y el rumbo de la economía mundial.
El documento papal titulado Laudato si, se divide en seis capítulos y aborda en su texto la cuestión ecológica desde una óptica novedosa: la estrecha relación entre la pobreza, la fragilidad del planeta y la globalización. Al mismo tiempo, señala cuestionamientos a la forma de alcanzar el desarrollo tecnológico, el consumo desmedido  y el rumbo de la economía.

Dentro ese marco, alerta sobre la situación de la Tierra: “nuestra casa, parece convertirse cada vez más en un inmenso depósito de porquería” e insta al “urgente e imperioso desarrollo de políticas para que en los próximos años la emisión de anhídrido carbónico y de otros gases altamente contaminantes sea reducida drásticamente" al promover la utilización de fuentes de energía limpias y renovables.

La Encíclica sostiene que “Los poderes económicos continúan justificando el actual sistema mundial, donde priman una especulación y una búsqueda de la renta financiera que tienden a ignorar todo contexto, lo que provoca efectos sobre la dignidad y el medio ambiente".

Lo que parece subrayar Laudato si, es que la degradación ambiental y la degradación ética y humana están íntimamente unidas.

El documento adquiere mayor relevancia porque en diciembre se realizará en París la Cumbre sobre Cambio Climático, considerada de suma importancia para el futuro próximo del Planeta.

Antes, dentro de tres meses, Francisco ofrecerá un discurso en la Asamblea General de las Naciones Unidas, y en el mismo viaje hablará ante el Congreso de los Estados Unidos, donde los republicanos se resisten a las iniciativas del presidente Barack Obama para reducir las emisiones de carbono.

Cumbre sobre Cambio Climático

Francia acogerá y presidirá la XXI Conferencia de las Partes de la Convención  Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2015, del 30 de noviembre al 11 de diciembre. Se espera alcanzar un compromiso vinculante internacional para la reducción de los gases de efecto invernadero, incluidas las grandes potencias.

Hay razones para pensar que la Conferencia de París marque un antes y un después en la lucha contra el cambio climático, gracias a la consecución de un compromiso vinculante y definitivo para la reducción de emisiones contaminantes a la atmósfera a partir del año 2020. Hasta esa fecha, estará vigente el aplazamiento que, desde la COP de Copenhague, se hizo al Protocolo de Kyoto, el cual marcaba un recorte en las emisiones de CO2 del 15% para los países firmantes con respecto a lo emitido en 1990.

El Acuerdo universal sobre el cambio climático que se pretende cerrar en París tiene como objetivo principal limitar el aumento de la temperatura global en menos de 2º C.