Traducir sitio

Fintech: el fenómeno que podría significar el fin del dinero PDF Imprimir E-mail
Sociedad - Economía
Miércoles, 27 de Julio de 2016 15:29

La llegada de la industria tecnológica a los servicios financieros ya es un hecho: en el mundo cada vez más personas realizan compras y pagos, solicitan préstamos e invierten sus ahorros a través del celular. Sin usar tarjeta de créditos ni dinero físico.

Una reciente norma del BCRA habilita en la Argentina a que los bancos tengan una aplicación móvil que les permita a los usuarios y comercios contar con una billetera móvil para hacer pagos, compras y transferencias inmediatas en forma remota, sólo usando el teléfono celular.
Pero todavía existen algunas dudas respecto sobre cómo hacer uso de este tipo de tecnología. Gustavo Barriguerre, Director de Banca y Seguro de Snoop Consulting explica que “Fintech es la unión de las palabras Finanzas y Tecnología, usada para expresar una manera de brindar servicios financieros a través de la tecnología. El término se asociada a empresas “start-ups” que acercaron el concepto del online e innovación tecnológica al mercado de banca y finanzas”.
Fintech es un ecosistema cruzado por múltiples jugadores que habilitan pagos, préstamos, inversiones, consultoría financiera, seguros, entre otros. El fenómeno Fintech es producto de dos grandes movimientos que fueron confluyendo, al año 2008.
Por un lado, el continuo avance de Internet, la tecnología, la digitalización de procesos, empresas y “marketplaces” que han encontrado nuevas formas de comprar, de informarse, de relacionarse. Y por otro, la explosión y posterior mirada introspectiva del sistema bancario en su conjunto luego de la crisis 2008.
Así, el mercado financiero advierte que está desactualizado o directamente vacío en términos de innovación, digitalización, nuevos negocios. Esa brecha, sumada a la gran liquidez global a partir de 2010/2011 de inversiones de riesgo buscando mayor rentabilidad da lugar al Fintech y sus “Startups” en los grandes Hubs (Silicon Valley, London, Hong Kong).
Adicionalmente a los beneficios tradicionales de Internet, algunas tendencias particulares co-ayudaron al crecimiento de las FinTech como mercado: el convencimiento de que la moneda como tal, con sus funciones principales, está en condiciones de ser absolutamente digitalizada y de aprovechar sus ventajas frente al papel. (cripto-monedas, bitcoin, blockchain). También la explosión de los dispositivos móviles, su capacidad de procesamiento e interacción con usuarios, junto a una nueva experiencia de usuario omnicanal. Ya no hay casi ningún servicio bancario de sucursal que no pueda ser realizado a través de estos dispositivos, ni usuario que no quiera o exija dicha experiencia.
La dilución de los límites del mercado financiero tradicional, provocando inclusive un cambio asociado en el comercio global, re-definiendo el mercado financiero de forma nueva y disruptiva (numerosísimos nuevos entrantes, desde e-Commerce, Telcos y Tecnológicas) también colaboró con el auge del FinTech.
“El ecosistema Fintech se halla en sus inicios. Hay mucha incertidumbre y ebullición en tornos a sus capacidades, así como sus oportunidades futuras. Nosotros somos muy optimistas en este sentido” comenta Barriguerre.
Los bancos serán los líderes del proceso que se camina hacia un escenario colaborativo entre Fintechs y las entidades financieras. Más allá de esto se prevé que habrá una nueva camada de jugadores: la clave será promover la inclusión financiera (a través de la experiencia mobile) y dar una experiencia omnicanal.
Desde el punto de vista de la seguridad, las FinTech requieren que las nuevas herramientas tengan un nivel de seguridad muy aceptable, sin desconocer que los desafíos crecerán y que año tras año habrá que ajustar nuevas formas de control, auditoría y regulación sobre las herramientas y sobre el sistema en su conjunto.