Traducir sitio

Un nuevo puente cruzará el Riachuelo PDF Imprimir E-mail
Ciudad - Gobierno
Viernes, 06 de Junio de 2014 16:38

Continuará la Avenida Regimiento Patricios en la Ciudad de Buenos Aires y brindará soluciones viales en su cabecera Sur que posibilitarán la conexión con la Avenida Roca, en el Partido de Avellaneda. El largo total será de 124.6 metros y tendrá un tramo móvil que permitirá la navegación por el cauce del Riachuelo.

La Legislatura porteña ratificó el Acta Acuerdo de entendimiento celebrada con la Municipalidad bonaerense de Avellaneda para la construcción de un nuevo cruce vial sobre el Riachuelo denominado "Puente Roca - Patricios". Unirá la Avenida Patricios, del lado de Capital Federal con la Avenida Roca en Provincia, a través del circuito formado por las calles Carlos Pellegrini (costera lado Avellaneda), Espinosa, Deán Funes y Estévez (esta última, paralela a Pellegrini que desemboca en la Avenida Roca).

Según la documentación complementaria que acompañó el proyecto de ley enviado a mediados de 2013 por el Jefe de Gobierno, Mauricio Macri, el puente permitirá la navegación y generará una nueva vinculación en particular para un importante caudal de tránsito pesado -proveniente del puerto de Dock Sud- como liviano, lo que descomprimirá los puentes Avellaneda y Pueyrredón Nuevo.

El diseño conceptual será de puente con arco giratorio para cumplir con requerimientos de cargas sin restricción de tránsito y de navegabilidad. Poseerá 4 trochas de circulación y dos voladizos, 70 metros de largo y 28.70 metros de ancho. Y el sistema de giro estará compuesto por una importante rótula y un sistema de cilindros hidráulicos controlado y manejado desde una sala de comandos ubicada en el extremo norte.

La obra aportará al puente y a la zona mayor iluminación nocturna. Además, el cruce contará con cuatro carriles -dos por cada sentido de circulación- y una vereda que compartirán peatones y ciclistas.

Según el Ministerio de Desarrollo Urbano porteño, que lanzó la licitación, el proyecto forma parte de un plan integral que también comprende la construcción de nuevas veredas en el sector ribereño; la revalorización de áreas verdes con plantación de árboles; la incorporación de equipamiento urbano, como luminarias, y de señalización horizontal y vertical para los autos, y de infraestructura para usuarios de transporte público.