Traducir sitio

Los supermercados chinos deberán separar los residuos PDF Imprimir E-mail
Ciudad - Gobierno
Miércoles, 02 de Julio de 2014 16:27

El convenio firmado con el Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño establece que los supermercados y autoservicios chinos comenzarán a separar sus residuos en reciclables, orgánicos y basura. Es en el marco de la Ley 4859 de la Ciudad de Buenos Aires que obliga a los generadores especiales a disminuir la cantidad de basura que producen y separarla en origen.

Los supermercados chinos se suman con esta iniciativa al resto de los grandes generadores de residuos. Hasta el momento sólo separaban los materiales reciclables de la basura. A partir de ahora tendrán que separar también los residuos orgánicos que antes iban junto con la basura, ya que este año comenzó a funcionar un servicio especial que recolecta este tipo de residuos y los lleva a una planta de tratamiento para convertirse en abono.

La Ley 4859 de la Ciudad de Buenos Aires, que fue sancionada en enero de este año, obliga a los generadores especiales a disminuir la cantidad de residuos que generan y separarlos en origen. A su vez ciertos establecimientos, entre ellos los supermercados, tendrán que separar sus residuos en tres fracciones: residuos secos -papel, cartón, plástico, vidrio y metal-, orgánicos -restos de comida- y basura.

El convenio fue realizado con la Federación de Supermercados y Asociaciones Chinas (FESACH), una entidad sin fines de lucro que actualmente nuclea 19 asociaciones comerciales chinas en la Argentina y 8.598 supermercados en todo el país.

Las capacitaciones se darán con el fin de que los miembros de la federación aprendan a separar correctamente los residuos y a disponerlos de manera diferenciada según cada circuito de recolección. En total se capacitarán 2000 miembros de la federación y al finalizar se les entregará un certificado.

Esta acción es una de las medidas que viene llevando adelante el gobierno porteño en materia de política ambiental para fomentar la separación en origen, con el fin de disminuir la cantidad de residuos que se entierran en los rellenos sanitarios de la CEAMSE.