Traducir sitio

Elecciones primarias: Un PASO atrás PDF Imprimir E-mail
Opinión - Tribuna
Lunes, 12 de Agosto de 2013 15:27

Escribe Paulo Lorenzo
La inflación, la inseguridad, el cepo al dolar, el blanqueo de capitales, las denuncias de corrupción, la reforma judicial -con regulación de las medidas cautelares contra el Estado incluida- explican, entre otras cosas, el resultado de estas elecciones primarias con tendencia al "voto castigo". El electorado manifestó a través de su voto que no está conforme con las medidas implementadas por el gobierno nacional desde hace tiempo, y en la elección de candidatos para las legislativas de octubre 2013, hubo una tendencia opositora bastante fuerte en varios puntos del país.

Los cuatro distritos con mayor cantidad de votantes le dieron la espalda a los candidatos del kirchnerismo, comenzando por la Capital Federal y la Provincia de Buenos Aires, donde ocuparon el segundo lugar. En Santa Fe, los comicios los ubicaron terceros y en Córdoba, cuartos. En Mendoza se ubicaron por detrás del radicalismo, mientras que Santa Cruz, también le fue esquiva en las urnas, un golpe del propio riñón K.

Hubo a nivel nacional un fuerte retroceso en caudal de votos de los candidatos que responden al oficialismo si tomamos la medición de las últimas elecciones. Si bien continúa siendo la principal fuerza política, su panorama comienza a complicarse de cara a 2015. Ha perdido en distritos que era fuerte marcando un debilitamiento. También obtuvo resultados negativos donde se esperaba, pero lo que sorprendió fue el avance opositor y la reducción de votos propios donde se proclamó victorioso. Así entonces, de repetirse en octubre los resultados de los comicios de las PASO, el gobierno tendría dificultad de alcanzar la mayoría parlamentaria en ambas cámaras del Congreso.

Si bien esta elección definió a los candidatos, en octubre recién se conocerán a quienes ocuparán las bancas de senadores y diputados, un paso clave de cara a las elecciones presidenciales de 2015. En este aspecto, la oposición debe estar muy atenta para no cometer los mismos errores post triunfo en las legislativas de 2009 y que la condujo a la derrota en las últimas presidenciales.

El abanico de nombres opositores al gobierno presente hoy en día es muy amplio y cada cual es fuerte en su distrito, pero eso sólo no alcanza para ocupar el sillón presidencial. Hay espacios nuevos que han crecido a nivel nacional y deberán delinear alianzas correctas de cara al futuro para cumplir con sus deseos de dirigir el país.